Las regiones del Bajío, Occidente y Centro de México se caracterizan por tener agua de pozo con alta concentración de sílice (80 – 90 ppm), lo que limita la recuperación de agua en procesos de desmineralización por ósmosis inversa. Esto hace necesario el uso de procesos físico – químicos para elevar el porcentaje de recuperación de agua.

El trabajo en conjunto con nuestro cliente cervecero, nos llevó a diseñar una solución para precipitar el sílice del agua de rechazo de los equipos de ósmosis inversa del proceso y así poder usarlo como agua de alimentación para una segunda ósmosis inversa, logrando aumentar en más de 20% el índice de recuperación de agua, reduciendo el consumo de agua de entrada y generando ahorros por su tratamiento. El proyecto ha sido exitoso y actualmente recupera más de 50.000 m3/año.

EL RETO:

Maximizar la recuperación de agua en el proceso con el mínimo consumo energético y costo operativo.

LA SOLUCIÓN:

Para eliminar la alta concentración de sílice se implementó suavización con cal-carbonato y filtración con membrana tubular de grado ultrafiltración. Los resultados teóricos se obtuvieron con pruebas utilizando una planta piloto, los resultados reales fueron consistentes con los calculados.

La industria de la Pulpa y el Papel es una de las que más consumen agua; generando en casi todos sus procesos volúmenes altos de agua residual. A pesar de que esta industria es altamente dependiente de agua fresca, se han logrado importantes mejoras con respecto a los patrones típicos de uso del agua. Se ha adoptado la práctica de aprovechar los propios efluentes residuales de sus procesos para su reúso en un circuito cerrado, cuyo objetivo es eliminar las descargas al medio ambiente; reciclando y reutilizando la mayoría de sus desechos sólidos y líquidos.

Además de lo anterior, la región donde se ubica el proyecto tiene problemas de sobre- explotación de los mantos acuíferos; lo cual a su vez ha generado graves problemas de drenaje, saneamiento y abastecimiento de agua potable a las poblaciones cercanas.

EL RETO:

Los circuitos cerrados tienen su problemática ya que generan un ambiente favorable al crecimiento microbiológico, lo cual puede causar problemas severos de operación y taponamiento en sistemas convencionales de filtración.

LA SOLUCIÓN:

Se implementó un sistema de Ultrafiltración para recuperar agua cuya calidad permite la sustitución de agua fresca en la entrada al molino turbidez menor a 1 NTU y color menor a 30 Pt-Co. Además, se generan ahorros importantes por la disminución de consumo de agua de pozo a precios elevados.

Este proyecto fue implementado en 2008 la primera fase, 2013 fase II y 2016 fase III, la variabilidad del agua de la zona hace que la operatividad de esta planta sea afectada drástica y estacionalmente, con el Pretratamiento existente de la fase I (solo Filtros Multimedias), aunado a la toma de agua de mar, que reduce su succión por fouling microbiológico en casi toda la mitad del año, lo que obliga a realizar paradas para limpiar muy frecuentemente los strainers mar adentro.

EL RETO:

El cliente requiere 50 L/s de agua para su proceso de forma continua para su aumento de producción en Mina.

LA SOLUCIÓN:

Se suministró e instaló un nuevo sets strainers de un material que es antifouling para macro ensuciamientos, se diseñó, construyó e instalaron un sistema de UF para la Fase I , todo esta inversión fue hecha por Industrias Islas y ofrecida al cliente solo por un costo justo de US$ /m3 de agua permeada producida.